Hace un año veía un vídeo de un hombre que todas las mañanas repasaba con su hija pequeña mientras la peinaba, lo buena que era, lo inteligente que era, lo fuerte que era…

La verdad es que me encantó el vídeo. Me parece genial que este padre dedique esos 5 minutos diarios a reafirmar la confianza de su hija y me encanta la forma tranquila, paciente y dulce como lo hace. Es uno de esos vídeos en los que te sientes con ganas de hacerlo tan bien como ese padre…

Y desde hace un año lo llevo en mi cabeza. Hasta que hoy me he dado cuenta que yo también tengo rutinas para fortalecer la autoestima de mis hijos. Actividades que hago todos los días y que dicen lo mismo que dice ese padre…pero de otra forma.

1. Todas las mañanas desayunamos juntos y me despido con un beso a cada uno de los tres

Idealmente me encantaría publicar un post todas las mañanas. Pero hay días que no puedo….a veces me levanto y resulta que un post se tuerce, hay algo que no está bien y si quisiera arreglarlo significaría que no desayunaría con mis hijos. La verdad es que podría hacerlo pero no quiero. Quiero desayunar con ellos. También hay días que voy con prisa, que sé que estoy a punto de perder el tren y todavía me queda uno por besar. Así que pierdo el tren…porque ese beso significa “eres importante para mi”.

2. Son lo primero que “hago” cuando llego a casa

Antes del quitarme el abrigo, antes de dejar el móvil, antes de ir a mirar el frigorífico lo primero que hago es darles un beso. Muchos días vienen corriendo, otros días no. Pero yo lo primero que hago es ir a verles, porque ponerles en primer lugar significa algo muy importante…significa “eres importante para mí”

3. Hablamos de cómo les ha ido el día

No suelo interrogarles nada más llegar. Espero a que estén tranquilos o con ganas de hablar. Casi siempre comienzo compartiendo mi día…”Hoy en mi trabajo hemos comido merluza!” Es la mejor manera de que ellos quieran compartir su día…porque la comunicación es recíproca. Y ellos cuentan…y yo les escucho, porque así saben que sus cosas son importantes para mí.

4. Les escucho sin el teléfono móvil y con toda mi atención

Eso sí que es importante. Escuchar y que se note que estás escuchando. ¿Cuando fue la última vez que te juntaste con una amiga que no paraba de mirar el móvil? Si sabes de lo que te hablo seguramente te sentiste ignorado o ignorada.   Por eso escucho cuando hablo con los niños…dejo el móvil a un lado y les escucho con toda mi atención. Así saben que para mi, ellos son más interesantes que cualquier cosa que se puede ver por internet.

5. Valido sus sentimientos sin juzgar

“No me gusta esto”, “No quiero hacer lo otro”. Son frases que todos los padres escuchamos en un sin fin de ocasiones. Una manera genial de fortalecer la autoestima de tus hijos es no juzgar sus sentimientos.  En ocasiones resulta sencillo, porque si al niño no le gusta jugar con el camión, pues no le gusta. Pero…¿qué pasa cuando no les gusta o no quieren hacer algo que es importante para ellos? Pues a veces nuestra labor como padres es obligarles, aunque esto se puede hacer sin juzgar sus sentimientos.

En lugar de decir….. “¿Por qué no te gusta el colegio?…si es muy divertido!!!”

Símplemente di: “Ya se que no te apetece ir al colegio…Pero es obligatrorio”

En lugar de decir…. “¿Pero por qué no te quieres poner una camisa para la boda del tío Miguel? ¡Si es muy bonita!”

Simplemente dí: “Yo se que no te apetece llevar una camisa y que quieres ir en chándal a la boda de tu tío Miguel, pero es una ocasión especial y nos vamos a poner la camisa”

Sobra decir que en esta y otras muchas circunstancias, mucho diálogo, dedicar tiempo, explicar las cosas y por ejemplo dejar que sea el niño el que elija la ropa especial en la tienda puede ayudar. Pero en cualquier caso, el niño agradecerá que seas comprensivo y directo antes de que intentes hacer algún tipo de chantaje emocional.

6. Me intereso por sus cosas

Chase, Marshal, Sky, Rocky….son los miembros de la patrulla canina. Si esto te parece un rollo o demasiado difícil espera a que se interesen por los pokemon. Sin embargo, sus cosas son importantes para ellos. El nombre de todos sus amiguitos del cole, de sus dibujos favoritos o de los juegos que les gustan son importantes para entender su mundo interior y conectar con ellos.

7. Les corrijo con respeto

Todos los días hay situaciones en la que como padre, tengo que coregir a mis hijos. Uno colgado en una cortina, otra que llama tonto a su hermano o . Saber corregirlos con cariño, sin asustarlos y sin faltar al respeto ayuda a que sientan a sus padres y su hogar como un lugar seguro, en vez de un lugar donde se sienten inseguros o con miedo. Sin duda los estudios demuestran que educar en positivo, sin gritos o castigos contribuye a su autoestima.

8. Dedico un rato a jugar a lo que me pidan

La pelota, los dinosaurios de juguete, los lápices de colores, un cuento, la arena mágica el achuchosaurio…siempre intento sacar un ratito para sentarme en el suelo y ponerme a su disposición. Es una manera sencilla de decir “tus deseos, tus ilusiones son importanes para mi”.

9. Cenamos juntos

La cena es un momento especial y sagrado en nuestra familia. Es el momento en el que nos reunimos todos  y hablamos de nuestro día. Como en todas las casas también es el momento de introducir normas de comportamiento en la mesa; explicar que no nos podemos levantar a cada momento o que hay que esperar los turnos para hablar. Esto último puede parecer un rollo, pero sabemos que los niños que aprenden a respetar las normas se sienten más seguros en sí mismos.

10. Todas las noches les doy un beso antes de dormir

Lo de dar un beso antes de dormir es un decir. La realidad es algo más larga. Es un beso, son unas cosquillas, es un cuento, el lavado de dientes y el vaso de agua. Nos quedamos con ellos hasta que se duermen porque se sienten seguros a nuestro lago y nos necesitan.

La verdad es que hay muchas otras cosas que ayudan a los niños a fortalecer su autoestima y no todas son rutinas. De esas hablaremos en otro día. De momento os tengo que confesar que me sigue encantando el vídeo de este padre, aunque sabemos que más importantes que las frases los pequeños gestos del día a día son los que cuentan para construir la autoestima. Escuchar con atención, dedicar tiempo, dejar nuestras cosas a un lado y ponernos en su lugar es lo realmente importante.  Seguramente todos hacéis estas y muchas otras cosas y como yo, fortalecéis su autoestima sin pensarlo. Enhorabuena…¡No dejéis de hacerlo!

Por Álvaro Bilbao – Autor de “El cerebro del niño explicado a los padres”

Inscríbete hoy en el curso Online “Educar en positivo” y aprenderás estrategias eficaces para gestionar rabietas, ayudar a tus hijos a ganar autocontrol o saber cómo puedes comunicarte con ellos para que te escuchen y te hagan caso sin perder los nervios.

  1. Sabrás cómo corregir a tus hijos de una manera firme y cariñosa a la vez 
  2. Sabrás cómo actuar en muchas situaciones límite, como por ejemplo cuando un niño te pega, tiene una rabieta o no respeta una norma 
  3. Comprenderás a la perfección las diferencias entre castigos, consecuencias, normas, refuerzos, premios y recompensas 
  4. Sabrás cómo reforzar comportamientos positivos para el desarrollo y autoestima de tus hijos 
  5. Sabrás poner normas de sentido común para prevenir y gestionar conflictos de una manera positiva 
  6. Te sentirás más segura o seguro en tu papel como padre o madre 

¡¡Haz click en la imagen es inscríbete con un 50% de descuento!!