Muchos padres sienten la urgencia de dar lo mejor de sí durante los primeros años de vida de sus hijos.  Sin lugar a dudas son años muy importantes para instaurar la confianza y otros aspectos del desarrollo intelectual y emocional de los hijos….pero como siempre digo la paternidad no dura 6 años y hay muchas oportunidades a lo largo de la vida para hacer las cosas bien y ayudar a nuestros hijos.

Prueba de ello es esta mujer de Liverpool, Ada Keating, quien a sus 98 años decidió hace unas semanas mudarse a la residencia de ancianos en la que había ingresado su pequeñín, Tom de tan solo 80 añitos de edad. Ada conserva una salud formidable y a pesar de la diferencia de años se encuentra mejor que su hijo…motivo por el cual decidió dejar su casa e ir a la residencia a cuidarlo en la medida que le necesite.

En la residencia son inseparables y les gusta mucho pasar tiempo juntos, jugando a juegos y viendo una telenovela que les tiene a los dos enganchados.  A pesar de que se salta ligeramente las normas de la residencia, Ada cada noche va a la habitación de su hijo a darle las buenas noches y se levanta temprano para despertarlo antes de que lo hagan las enfermeras  y cuando, por ejemplo, va a la peluquería, su hijo la espera fuera y la recibe con un gran abrazo como si fueran un niño de 4 años y una mujer que recién estrena su maternidad.  Las enfermeras confiesa que lo único que no le gusta a Tom es que cuando se queja o protesta por la comida su madre le espeta un conciso pero eficaz….”Pórtate bien”.

La historia, además de emotiva tiene una lección importante…Cuando se le pregunta a Ada por qué decidió irse a la residencia y si le gusta estar allí con su hijo ella siempre responde lo mismo. “Sí. Claro que sí. Una nunca deja de ser mamá”.

Yo os dejo con las fotos de Ada y Tom en la residencia y alguna más con el resto de la familia. La verdad es que lo suyo es amor del bueno…

mAMÁ984

mAMÁ982

mAMÁ983

mAMÁ9845

Mamá986

Por Álvaro Bilbao – Autor de “El cerebro del niño explicado a los padres”

NOTA: Construir una relación positiva con tus hijos pasa por tomarse las cosas con calma y saber gestionar bien las situaciones difíciles.  Te invito a inscribirte en el curso online “El cerebro del niño” . Inscríbete hoy con un 50% de descuento y únete a más de 4.000 padres que ya están aprendiendo a sacar lo mejor de sus hijos y de ellos mismos!

Cupón Blog 3 años