Tengo varias compañeras y un compañero de trabajo que se acaban de incorporar después de un permiso de maternidad y varios meses de excedencia. Su cara,  cuando les preguntas eso de..”¿Qué tal la vuelta al trabajo?” dice eso de…”No se si he tomado la decisión correcta”.

La verdad es que no me extraña nada que se sientan así. Hoy en día tenemos tanta información contradictoria que es normal que se sientan confusos. También recibimos información que asegura que los niños deberían estar en casa al menos hasta los 3, basándose en algunos estudios. Sin embargo, el cuerpo de evidencia científica es tan extenso que no podemos tener claro en este momento si hay una opción mejor, y mucho menos si todos los niños se benefician de la misma opción. Está claro que desde el punto de vista inmunológico los niños enferman menos en casa que en la escuela infantil. También está claro que durante el primer año de vida estar con la madre ayuda al niño a construir un apego seguro. Y también, es de sentido común, pensar que cualquier beneficio de la escuela infantil desaparece si los maestros no atienden bien al niño o si utilizamos la escuela infantil como aparcamiento y el niño se pasa todo el día en la escuela y apenas ve a los padres.

Pero la realidad es que si alguien te asegura que lo mejor para tu hijo es NO ir a la escuela infantil o si te dice que ir a la escuela infantil es negativo para su desarrollo ten por seguro que te está dando información poco contrastada o que por lo menos no te está contando toda la verdad, porque la realidad es que parece que cada opción tiene sus ventajas y que no hay una opción superior a otra en todos los casos.

He querido escribir este post para los padres de mi Hospital, para aquellos que tienen remordimientos, dudas, se sienten culpables, les echan de menos (a mi me pasa todavía) o simplemente decidieron elegir llevar a su hijo a la escuela infantil. Espero que les ayude a imaginar lo que hacen sus hijos  en la escuela mientras ellos están en el trabajo y les ayude a entender algunos de sus beneficios. ¿Estás preparado?

1. Aprenden a confiar en otros adultos

Mientras tú estás en el trabajo tu hijo aprende a pedir ayuda cuando tiene que hacer pis o consuelo cuando llora a otros adultos de confianza. Está claro que los niños tienen que desarrollar ante todo una relación de seguridad y confianza con los padres. Pero también tenemos estudios que demuestran que establecer relaciones positivas con otros adultos como los abuelos o el profesor de la escuela contribuye a que el niño construya su seguridad y confianza.

2. Aprenden a respetar normas sencillas y distintas a la de sus casas

Mientras tu estás en el trabajo tu hijo aprende que en la escuela los cuentos se leen en la colchoneta, que el abriguito se deja en su perchero y que los bloques de construcciones se guardan en un rincón y los muñecos en otro rincón. En un mundo cada vez más complejo los niños flexibles y adaptables tienen grandes ventajas. Estar expuestos a distintos escenarios y normas y adaptarse diariamente a estos contextos distintos ayuda a los niños a ser flexibles y adaptarse a todo tipo de terrenos.

3. Aprenden a compartir espacio con otros niños

Mientras tu estás en el trabajo tu hijo aprende que hay niños muy distintos a él o ella. Hay niños que hablan mucho y otros que hablan poco. Hay niños más rubios, otros más morenos e incluso ¡hay niños de otro color! Compartir espacio com otros niños ayudará a tu hijo, desde bien pequeño a tener una perspectiva más amplia de la realidad y entender que todos somos distintos y que todos somos iguales a la vez..

Cupón General

4. Expandir su vocabulario

Mientras tu estás en la escuela tu hijo aprende palabras con las que no está familiarizado. Para empezar, el nombre de sus compañeros. Para seguir todas las palabras de los objetos del aula y de las canciones y los cuentos que les canta o lee su profe y que son distintos a los cuentos y canciones que tenéis en casa. También, en la escuela infantil, comienza a familiarizarse con el nombre de figuras geométricas, los primeros números y algunas letras que, según algunos estudios ayudan a los niños a adaptarse mejor cuando comienzan primaria y tener un rendimieto académico ligeramente superior durante toda la etapa escolar.

5. Mejorar su psicomotricidad

Mientras tu estás en el trabajo tu hijo agarra formas, juguetes y objetos distintos de los que tiene en vuestra casa. Repta, camina o incluso trepa por el patio de recreo sin que nadie lo ayude a llegar, subir o trepar. Se desenvuelve en un entorno distinto y encuentra retos acorde a sus necesidades y eso le ayuda a desarrollar su psicomotricidad.

6. Desarrolla su autonomía

Mientras tu estás en la escuela tu hijo no tiene el mismo grado de atención y ayuda que cuando está contigo. Tiene un profesor pendiente de él, pero no está tan encima de todo lo que hace. Tiene que aprender a distraerse solo en algunos momento, a alcanzar aquello que quiere por sí mismo y desenvolverse en algún conflicto sin su mamá o su papá, simplemente porque su profesor está atendiendo a otro niño en ese mismo instante. No pasa nada, le ayudará a comenzar a resolver problemas de sus edad de una forma más autónoma.

7. Aprenden a gestionar conflictos de manera positiva

Mientras tú estás en el trabajo tu hijo va a querer el juguete que tiene otro niño, va a sentir la presión de otro niño que quiere chuperretear el libro que está mirando tranquilamente. Es normal. La vida está llena de conflictos…aunque lo que diferencia a aquellos que son capaces de superar los conflictos de aquellos que no es que aprendieron a resolverlos de manera positiva.  En la escuela tienen oportunidades de aprender junto con sus amiguitos y cuidadores a resolver conflictos de maneras respetuosas y positivas que les ayudarán a saber compartir, ceder y defender lo que quieren sin imponerse o herir a los demás.

Como puedes ver la escuela infantil puede ser un lugar muy positivo para los niños. La mayoría adora a sus profesores, les encanta estar con sus juguetes y a partir de los dos años y medio o tres suelen disfrutar también de sus primeras relaciones de amistad con otros niños. Insisto. No quiero decir que llevar al niño a la escuela infantil antes de los 3 años sea mejor que no llevarlo. Sólo quiero decir que llevarlo a la escuela infantil puede tener muchos beneficios como demuestra este estudio publicado hace una semana en la prestigiosa revista Journal of Epidemiology & Community Health. De acuerdo con los datos del estudio realizado con más de 1.400 niños los niños que acuden en algún momento de sus 3 primeros años de vida a una escuela infantil gestionan mejor la frustración, respetan normas con más facilidad, se relacionan mejor con otros niños de su edad, se adaptan mejor a la escuela primaria y tienen, a la larga, mejor resultados académicos que otros niños que se quedaron en casa con alguno de sus padres o que fueron cuidados por una madre de día (una figura popular en otros países en la que una mujer generalmente cuida a un grupo reducido de niños por la mañana).

Es importante destacar que hay otros estudios que no encuentran tantos beneficios de la escolarización antes de los 3 años y que el estudio recalca que los mayores beneficios de la escuela infantil se dan cuando los maestros son figuras cariñosas que atienden a los niños con calidez y dulzura cuando estos les demandan.  Sin embargo creo que es importante que todos los padres sepan precisamente lo que quiero destacar en el post. Que aunque separarse sea doloroso tanto para los padres como para los niños es importante que recuerden que mientras están trabajando sus hijos están haciendo algo más que pasar el tiempo llorando, o esperando a que regresen, están adaptándose y aprendiendo. Y siempre que no sean muchas horas y aprovechemos el resto del día para achucharlos y quererlos ese tiempo que pasaron en la escuela les aporta, en muchos casos, beneficios positivos para su desarrollo social e intelectual.

Por: Álvaro Bilbao. Autor de El cerebro del niño explicado a los padres

Nota: Si tienes hijos entre 0 y 6 años de edad y quieres aprender a apoyar el desarrollo de su mundo intelectual y de su inteligencia emocional te invito a inscribirte en el mejor curso online de p/maternidad¡8.000 padres inscritos! ¡Inscríbete hoy con un 50% de descuento!

Cupón 50%

“El periodo más importante para la vida no es la edad universitaria, sino los 6 primeros años de vida del niño”

María Montessori

Botón acción