El primer día de cole se acerca. Ese momento de llevar al niño al cole por primera vez es un momento muy especial que nos llena de emoción, de nervios y que muchas veces despierta todas las inseguridades de los padres. Por eso he querido dejaros este post en el que comparto 3 “SIes” y 3 “NOes” que creo os pueden ayudar a afrontar el primer día de colede una manera positiva para vosotros y para vuestros hijos.

“No” dramatices.  El primer día de cole puede asustar, lo reconozco, pero no es el fin del mundo. ¿¿Te imaginas montarte en un avión y que durante una turbulencia el o la comandante comience a gritar “Socorro!!!” ¡¡¡No vamos a salir de esta!!!! ¡¡Vamos a morir!!”??? No tendría mucho sentido porque en primer lugar es sólo una turbulencia y en segundo lugar porque haría cundir el pánico entre todos los pasajeros. Como decía, el primer día de cole no es el fin del mundo sino una turbulencia que nos lleva a una etapa nueva e ilusionante. Tu labor  como padre o madre consiste en inspirar confianza y seguridad en el niño y eso se consigue, entre otras cosas, teniendo claro que es un paso bonito, positivo y emocionante para el niño. Por eso siempre invito a los padres a que su actitud mental se parezca más a la de “Voy a dejar a mi hijo en un parque de bolas chulísimo con muchos amigos”, y no a:  “Voy a dejar a mi hijo en un campo de exterminio nazi”.  Si mantienes una perspectiva positiva todo será mucho más fácil para ambos.

“Si” llega pronto: Existe una ley no escrita pero que funciona en todas las culturas y es que el que llega primero tiene cierta ventaja o privilegios (al menos psicológicos) frente al que llega más tarde. Es más fácil que tu hija se sienta seguro si recibe a un amigo en casa que si va a casa del amigo por ella estaba ahí antes. Es más sencillo que el niño defienda un juguete en su parque habitual que en un parque al que le han invitado porque él llegó antes. Y como todo sabemos es más fácil que uno vea en la tele lo que quiere si toma el mando a distancia el primero….es una ley no escrita que otorga cierta confianza al que llega primero. Por eso si tu hijo es de los primeros en llegar a la cola o a la puerta del cole se va a sentir más seguro y confiado que si lega el último.

Cupón 50%

“No” te quedes en un rincón acobardado, porque transmitirás esa actitud a tu hijo. El patio de un colegio nuevo con todos los niños y todos los padres puede tener muchos estímulos y resultar algo abrumador, lo que hace que algunos padres se sitúen en una esquina amedrentados. En lugar de eso sitúate en primera fila (porque como sigues este blog y has leído el punto anterior has llegado más bien pronto) y reclama tu espacio con tu presencia y tu confianza.

“Si” saluda a otros papás y mamás. Puede que no seas la persona más sociable del mundo (yo tampoco lo soy) pero puede ser buen momento para desplegar tus habilidades sociales. No tienes que dar la mano a todo el mundo, pero si puedes saludar a los padres que tengas al lado con confianza y preguntarles por sus hijos. Es una conversación natural que te ayudará a no depositar todos los nervios y preocupación en tu hijos. Al contrario de lo que puedas pensar al niño le dará confianza tanto verte tranquil@y confiad@ hablando con otros padres como no ser todo el centro de tu atención. De alguna manera pensará: “Si mi padre está a así de tranquilo, esto debe ser pan comido”.

“No”, no y no demuestres tu pena delante del niño. Esto es lo que muchas veces me piden los profesores de infantil que comparta en el blog…”Por favor, Álvaro. Diles que no suelten lágrimas delante de los niños”. Me imagino que ya sabes por qué..pero aún así te lo voy a explicar. El cerebro de los bebés primates (donde nos encontramos nosotros también) está programado para identificar los peligros en gran parte por las actitudes y expresiones verbales y no verbales de los padres.  El niño tiene un circuito de neuronas, que llamamos neuronas espejo y que le hace imita o copia nuestros estados emocionales de la misma manera que copia otras muchas cosas que hacemos.

Makak_neonatal_imitation

El lenguaje no verbal es muy amplio y complejo. Intenta evitar esa cara, esa voz y esas lágrimas de pena, porque el circuito de neuronas espejo de tus hijos lo identificará e inmediatamente interpretará que está en peligro! Si tienes cara de angustia se angustiará. Si hablas con angustia se angustiará. Y si te pones a llorar delante de tu pequeñín…el pánico está casi asegurado.

“Si”, expresa toda tu pena con quien quieras una vez hayas dejado al niño en manos de su nuevo profesor o profesora. Es bueno que te desahogues porque has vivido un momento de mucha tensión, sólo intenta no hacerlo delante de tu hijo, porque como te acabo de explicar, sólo va a hacer que su nivel de angustia e incertidumbre aumente.

Espero que te haya gustado, que te ayude y que si crees que puede ayudar a otros padres lo compartas.

Por: Álvaro Bilbao. Autor de El cerebro del niño explicado a los padres

Nota: Si tienes hijos entre 0 y 6 años de edad y quieres aprender a apoyar el desarrollo de su mundo intelectual y de su inteligencia emocional te invito a inscribirte en el mejor curso online de p/maternidad¡8.000 padres inscritos! ¡Inscríbete hoy con un 50% de descuento!

Cupón General

“SI TE GUSTAN LOS NIÑOS PEQUEÑOS O TIENES UNO, PODRÍAS PASARTE HORAS ESCUCHANDO A ÁLVARO BILBAO”

María Valerio. El Mundo

Botón acción