Las relaciones entre seres humanos entrañan siempre cierto grado de complejidad. A medida que tus hijos vayan creciendo se van a tener que ir enfrentando a situaciones cada vez más complejas. A continuación te propongo 6 preguntas que me gustaría que contestases (mentalmente) ya que creo te ayudarán el día de mañana.

¿Quieres que tus hijos tomen drogas el día de mañana?

SI NO

¿Quieres que tus hijos se dejen avasallar por los demás?

SI NO

¿Quieres que tus hijos acepten chantajes emocionales el día de mañana?

SI NO

¿Quieres que tus hijos hagan lo que digan sus amigos aunque no les parezca bien?

SI NO

¿Quieres que tus hijos se encuentren algún día en un encuentro sexual en el que no se sienten cómodos o seguros?

SI NO

Si la respuesta a una o varias de estas preguntas fue un NO o un Rotundo NO tú, como padre o madre puedes ser de gran ayuda. Contribuye a que tus hijos sepan decir NO en todas estas situaciones. Para logralo símplemente demuéstrale cómo se hace.

“NO” es una palabra muy corta, fácil de pronunciar, que se dice igual en muchas lenguas distintas y que los niños comprenden perfectamente. Además, dicha con calma, seguridad y cariño resulta muy educativa. Si quieres que tus hijos la dominen, enséñales primero cómo se dice.

Por Álvaro Bilbao. Autor de “El cerebro del niño explicado a los padres”

NOTA: Decir no, no siempre es fácil. Poner límites puede resultar difícil, y hacerlo de una manera eficaz y con cariño cuesta más todavía. Te invito a inscribirte en el curso online “El cerebro del niño” con un 50% de descuento. Inscríbete hoy con un 50% de descuento y únete a más de 4.000 padres que ya han aprendido conmigo estrategias de disciplina y comunicación positiva, desarrollo intelectual y emocional. Comienza a aprender hoy con un 50% de descuento.

Cupón Blog 3 años