Hubo un tiempo en el que la imagen de un niño manejando una Tablet era un signo de inteligencia y sofisticación. Hoy, después de 10 años de experimento social y de unas pocas investigaciones científicas parece claro que esto es un mito más que una realidad. De hecho las investigaciones apuntan a que debemos tener precaución con el uso que nuestros hijos hacen de estos dispositivos.

No es que las tecnologías sean malas en sí mismas. Sin embargo sí sabemos dos cosas. (1) Que un uso no controlado de los dispositivos está asociado a una serie de trastornos psicológicos y fisiológicos y (2) que niños, videojuegos y autocontrol son tres palabras que no van de la mano de forma espontánea. Es un hecho; dele a un niño una tablet con acceso a juegos y vídeos y no sacará la cabeza de ahí por si solo.  Y aquí volvemos a la primera cosa….los trastornos asociados a un uso no controlado de estos dispositivos: falta de sueño, ansiedad, estrés, menor autoestima, mayor vulnerabilidad emocional, menor autocontrol, mayor tasa de TDA (trastorno de déficit de atención) miopía y problemas cervicales.

En las últimas semanas me han preguntado muchos seguidores, amigos, familiares por el tema de las pantallas en vacaciones. Videos juegos, tablets, smartphones o la propia tele (pero contectada a Netflix o cualquier otra plataforma) se han convertido en niñeras virtuales y prácticamente la única forma de entretenimiento para muchos niños, y a muchos padres les aterroriza la posibilidad de tener a un niño de 5, 7 o 10 años sin su dosis de pantallas durante los días más esperados del año. Así que la pregunta que me llega una y otra vez es….¿Se lo llevo o no se lo llevo?

Mi respuesta suele ser clara. Sin dejar que me expliquen mucho, e incluso sin conocer las circunstancias o al niño…mi respuesta es “No”.

Existen muchas razones para no llevarnos el dispositivo de veraneo con nosotros

Y son muchos los motivos que me llevan a decir que no. En concreto así a botepronto me han salido 12:

1. Porque si fuera un tema fácil. Si el niño no tuviera un enganche y le diera lo mismo llevarlo que no….los padres no me preguntarían.

2. Porque si el niño está tan enganchado….quizás no le venga mal pasar 10 días sin la tablet ¿no crees?

3. Porque si tiene menos de dos años…jugar a la tablet está contraindicado de acuerdo con distintas asociaciones de pediatría

4. Porque si tiene entre 2 y 6 años… es poco el uso de pantallas es poco recomendable de acuerdo con muchos expertos entre los que me incluyo

5. Porque si tiene más de 6 años…y juega a los videojuegos o tablet en casa… quizás no el venga mal desconectar en vacaciones

6. Porque le va a robar, si o sí horas de sueño. Los niños que pasan más tiempo con dispositivos se acuestan más tarde y si no… se levantan pronto para poder jugar antes.

Porque una cosa es la cantidad de tiempo que quieres que el niño juegue y otra es lo que acabará sucediendo

7. Porque en lo que llevo de verano he visto ya muchas cosas.

– Niños que se pasan el día en el camping debajo de una sombra jugando a la pantalla.

– Niños que pregunta a la media hora de llegar a la playa…”Papá…¿Cuándo vamos a casa? ” con el único objetivo de volver a jugar al videojuego

– Niños cuyos padres hacen la prueba y ven como sus hijos pasan 11 horas delante de una pantalla a lo largo de una jornada

– Niños que están tan enganchados que después de incumplir las normas los padres les quitan la tablet, pero les siguen dejando utilizar el videojuego

– Niños que están tan enganchados que creen que no pueden disfrutar de otra cosa y padres que llegan también a creerlo

 

8. Porque cualquier alternativa me parece mejor que pasarse las vacaciones viendo la tablet

– Hacer amigos nuevos

– No lograr hacer amigos nuevos

– Aburrirse

– Pelearse con sus hermanos

– Inventarse sus propios juegos

– Descansar

– Echar la siesta

– Dibujar

– Ver la tele

– Pasear

– Ver como la abuela hace la comida

– Ayudar en casa

– Jugar solo

No dejemos que un dispositivo nos distancie en los días que tenemos más oportunidades para hacer cosas en familia. 

9. Porque podemos enseñarles que no tener una tablet no significa tener que entretenerse solos:

– Llevar las palas a la playa

– Ir a dar un paseo, en familia

– Ir a por un helado

– Hacer una excursión

– Jugar al parchís

– Enseñarles a jugar al mus

– Charlar

– Salir por la noche a ver las estrellas

– Bañarnos juntos en la piscina

– Escribir una postal

– Buscar un buzón para enviarla

10. Porque aunque hay expertos que defienden que siempre que no se sobrepasen los 45 minutos diarios no existen riesgos para el bienestar del niño. ¿Te ves capaz de tener un control estricto de esos 45 minutos durante todos los días del verano?

11. Porque posiblemente ya los haya excedido los días que ha estado en casa

12. Porque ayudarle a desconectar, y enseñarle que puede vivir (y disfrutar ) sin tablet, sin consolas o videojuegos durante 10 días fuera de casa…es un buen regalo para sus vacaciones.

Quizás tu caso sea distinto. Quizás os vayáis de veraneo durante uno o dos meses y no estés dispuesto a dejar el niño sin tablet tanto tiempo y sólo quieras estrategias para poner normas y hacerlas respetar. Quizás tu niño no esté enganchado a los dispositivos (posiblemente sea porque habéis puesto límites y normas de sentido común desde el principio).  Pero si os váis de veraneo una o dos semanas…no llevarte ningún dispositivo sea, posiblemente, la mejor opción.

Por Álvaro Bilbao – Autor de “El cerebro del niño explicado a los padres”

Nota: Si te resulta difícil poner límites con las nuevas tecnologías inscríbete hoy en el curso Online “Educar en positivo” y aprenderás estrategias eficaces para introducir normas de sentido común y hacerlas valer con amor y confianza. ¡¡Haz click en la imagen es inscríbete con un 50% de descuento!!